El sector del transporte de viajeros es un sector imprescindible en nuestra sociedad para comunicar unos lugares con otros y desplazar un gran número de personas al día. Por ello se necesita de una gran flota de vehículos que puedan realizar estas funciones, lo que conlleva puestos de trabajo en el sector de la conducción.

De hecho, el transporte de viajeros público suele ser la herramienta más utilizada para desplazarse, especialmente por la ciudad. Los que viven en grandes ciudades pueden elegir entre ir a pie a su centro de trabajo, ir en metro, coger el coche, parar un taxi o bien moverse por la ciudad en autobús. Pero la gran diferencia entre metro y el autobús es que con el autobús disfrutas de las vistas y de la seguridad que ofrece el hecho de no circular bajo el suelo… Por eso es una opción muy demandada por el ciudadano de a pié.

La profesión de conductor de autobús es una profesión que puede ser perfecta para toda aquella persona que disfruta conduciendo y que le gusta trabajar rodeado de gente, trabajando de cara al público. Además, puede ser una muy buena salida profesional o una buena manera de dar una vuelta laboral a tu vida. Como cualquier otro trabajo puede ser duro pero, si se disfruta haciéndolo, puede ser muy satisfactorio.

El trabajo, básicamente consiste en transportar a los pasajeros de un destino a otro, de forma segura, respetando al resto de vehículos de la vía pública, en un horario preestablecido y de forma eficiente en cuanto a gasto de combustible.

Además, como transportista debes proporcionar la información necesaria a los pasajeros si hacen preguntas sobre el recorrido o necesitan alguna orientación. De hecho, esta es una profesión de servicio público. Ser conductor no es sólo conducir, sino que se debe estar de cara al público y ayudar a los clientes en todo lo que sea posible.

Para poder ser conductor de autobús es necesario como mínimo tener:

– Estudios de secundaria

– Disponer de carné de conducir categoría B con dos años de antigüedad.

– No padecer discapacidad que impida ejercer las funciones de su profesión.

Aún así, es obligatoria la obtención del carné D y realizar el curso CAP viajeros en el caso de querer conducir autobuses y, para obtenerlo, se necesitan amplios conocimientos en mecánica de vehículos pesados ​​y su mantenimiento preventivo, normas de circulación, uso de las vías públicas, atención al pasajero y seguridad vial.

Si quieres cambiar de profesión y la conducción de autobuses es tu elección ven a Autoescoles Verdaguer y sácate el carnet D, junto al curso CAP viajeros, con los que podrás conducir vehículos de más de 8 ocupantes, aparte de conductor, con o sin remolque de hasta a 750 kg. ¿A qué estás esperando?

  • Noelia Platero

Leave A Comment