És muy importante dormir bien antes del examen de teórica. Cuántos de nosotros antes de un examen nos pasamos el día de antes estudiando sin parar los contenidos de la prueba para ir bien preparados y sentirnos seguros ante cualquier pregunta. Es una técnica «milenaria» esto de dejar las cosas para última hora, pero sin duda no tan eficaz como creemos, ya que la clave del éxito es el equilibrio entre las horas de estudio y las horas de sueño .

La mayoría de estudiantes utilizan la noche porque según ellos estudiar y revisar el material durante este tiempo les aporta una mayor capacidad de retención y concentración porque hay menos ruidos y distracciones. Pero, por el contrario, hay estudios de 2008 del Hospital de Quirón de Valencia que concluyeron que las horas ideales para estudiar es durante el medio día y las 4 o 5 de la tarde.

Teóricamente la hora máxima de concentración es durante la mañana y disminuye hasta la noche, por lo tanto, querer estudiar por la noche no es tan buena idea. En este sentido, lo ideal es estudiar por la mañana y repasar la materia por la noche.

Siguiendo estos parámetros, la mejor estrategia para afrontar el examen de teórica, como de cualquier otra prueba, es dormir 8 horas antes de presentarte y reprogramar los horarios en los que sueles estudiar, terminando de repasar, a ser posible, antes de la tarde. La memoria y la capacidad de mantener la concentración mejoran mucho cuando un individuo está descansado. Si te preparas el examen pronto puedes recordar mejor lo que has estudiado y la capacidad de rendir bien los exámenes aumenta.

Muchos estudios han demostrado los perjuicios de un mal descanso durante las épocas de exámenes tales como problemas con el sueño como el insomnio, el peligro de estar involucrado en un accidente de tráfico, la adicción a bebidas energéticas, el café , el té, el alcohol … Además, la privación prolongada del sueño puede conllevar padecer enfermedades crónicas como la diabetes, la hipertensión y diferentes enfermedades cardíacas, además de afectaciones en el estado de ánimo, el nivel de energía y la capacidad de concentrarse y aprender. ¿Ya has tomado nota?

  • Noelia Platero

Leave A Comment