Tanto si hace años que tienes el carnet como si eres novel, saber correctamente como cambiar una rueda te sacara del apuro el día que te encuentres con el engorro de tener que hacerlo.

Es curioso pero esta circunstancia siempre se da en situaciones desagradables: o bien te coge en medio de la autovía, o está lloviendo, nevando o bien hace mucho frío o mucho calor. Nunca se pincha una rueda justo delante de casa con el coche bien aparcado, ¿verdad?

Pues bien, no se preocupes que siguiendo nuestros consejos podrás cambiar una rueda en cualquier situación y como si lo hubieras hecho toda la vida.

Qué necesitas llevar siempre en el coche?

– Rueda de repuesto en buenas condiciones
– Gato (La herramienta, ¡claro!)
– La llave necesaria para sacar los tornillos
– Manual de instrucciones del vehículo (¡Está en la guantera!)
– Chaleco reflectante
– Triángulos de seguridad

Para empezar lo más importante es que si el pinchazo se produce lejos de casa, en medio de una calle o de la carretera, trata de aparcar en un lugar seguro donde no pongas en peligro a nadie ni a ti mismo (área de descanso, gasolinera o similar). No es muy seguro situarte en el arcén, pero si no tienes más remedio pide ayuda, pon los triángulos, las luces de emergencia, el chaleco reflectante y todo lo que te enseñamos en Autoescoles Verdaguer cuando te estabas sacando el carnet de conducir.

persona cambiando una rueda

Pasos para cambiar la rueda:

  • – Si llevas el coche cargado, saca todo el peso extra del coche.
  • – Pon todas las herramientas que necesitarás en el suelo.
  • – Afloja los tornillos con la llave. Es suficiente con aflojar un poco, media vuelta y listos.
  • – Ahora viene la parte que más nerviosos nos pone. Hay un punto concreto en los bajos del coche donde poner el gato para que no resbale que suele ser el punto más cercano a la rueda pinchada (Lo encontrarás en el manual del vehículo). Pones el gato y cuando el coche se haya elevado un poco, pero no suficiente como para que la rueda pinchada deje de tocar el suelo, pones la de repuesto junto a la del pinchazo, debajo el coche, para que amortigüe si por un casual el gato resbala.
  • – Continúa elevando el coche y cuando la rueda ya no toque el suelo, saca los tornillos (siempre en diagonal) y ponlos en un lugar seguro para no perderlos de vista.
  • – Una vez fuera los tornillos, saca la rueda con cuidado tirando hacia ti. Pesará y estará sucia, o sea cuidado! Cuando la saques, ponla junto a la de repuesto, bajo el coche como precaución.
  • – Toma la rueda de repuesto y colócala en el agujero que ha dejado la otra rueda. Asegúrate de que está bien colocada y que gira adecuadamente. A continuación, pon los tornillos uno a uno tal como los has sacado, es decir, en diagonal. Aprieta del todo sólo con las manos. Como precaución, no te pongas nunca debajo del coche cuando esté elevado con el gato, puede ser peligroso.
  • – Una vez esté puesta la rueda, baja el coche con el gato hasta que la rueda toque el suelo y aprieta los tornillos con la llave (sin atornillar del todo). Ahora ya puedes sacar la rueda pinchada de debajo del coche y terminar de bajar el coche del todo y retirar el gato.
  • – Por último, aprieta todos los tornillos del todo, recoge las herramientas y ponlas en el lugar donde corresponde.
  • Autoescoles Verdaguer

Leave A Comment