Si eres novato, te acabas de sacar el carné de conducir y el mayor de tus dolores de cabeza es como hacer para costearte la gasolina que chupa el coche cada mes, no sufras, estás en el lugar adecuado. Porqué ahorrar en gasolina es fácil. ☺

El coste de la gasolina no ha parado de crecer en los últimos años y cada vez resulta más difícil desplazarse en coche debido al incremento considerable del precio de la gasolina en toda Europa. Llenar el depósito de gasolina representa un gasto importante a fin de mes, así que es bueno conocer algunos trucos para ahorrar en consumo. Son muchos los hábitos y vicios que vamos adquiriendo a medida que van pasando los años y los kilómetros al volante y la mayoría de ellos, sin saberlo, hacen que gastemos más gasolina.

Tucos para ahorrar gasolina

Si hiciéramos un resumen del gasto anual nos pondríamos las manos en la cabeza, así que vamos a hacer un repaso de nuestros malos hábitos al volante para darles la vuelta y ahorrar en combustible:

Olvídate de los acelerones: En invierno cuando arrancamos el coche después de muchas horas con el motor parado, se necesitan unos minutos para que todos sus circuitos tomen la temperatura óptima para funcionar. A veces tendemos a pensar que si hacemos unos cuantos acelerones con el motor en frío conseguiremos calentar el coche antes, cuando lo que realmente estamos haciendo es revolucionar el motor y malgastar carburante.

No apures las marchas: Es importante cambiar de marcha cuando toca a fin de ahorrar combustible. Caer en el ralentí o revolucionar el coche es gasto seguro.

Aprovecha la inercia del coche: Muchos conductores tienden a apretar el pedal del acelerador hasta que llegan al semáforo y entonces frenan en seco. ¡Error! Si quieres ahorrar en combustible aprende a jugar con las inercias de tu vehículo, saca el pie del acelerador y deja que el coche pierda velocidad de forma natural si sabes que tienes que frenar en breve.

Sistema Start & Stop: Es un sistema que ya se está aplicando en la mayoría de coches nuevos. Gracias a este sistema el coche para el motor el tiempo que está parado evitando de esta manera el consumo de combustible.

Mantenimiento del coche: Para ahorrar en combustible el motor debe estar siempre en un estado óptimo, así como todos los demás componentes que lo acompañan. Si cumples con los períodos de mantenimiento recomendado por el fabricante del coche el ahorro en gasolina está asegurado.

Enciende la calefacción o el aire acondicionado cuando el coche esté caliente: Es necesario que la mecánica del coche haya cogido temperatura para que el aire acondicionado o la calefacción funcionen correctamente sin despilfarrar combustible.

Revisa tus neumáticos: Si tus neumáticos están más altos o más bajos de presión o tienen alguna irregularidad no trabajan adecuadamente y esto se nota en el consumo de combustible.

No excedas el peso del coche con cosas inútiles: El peso añadido al coche provoca que el motor tenga que esforzarse más para mover un espacio que pesa más. Algunos estudios calculan que por cada 100 kilos el consumo aumenta un 5%.

Sube las ventanillas: Por carretera y a mayor velocidad llevar las ventanas bajadas rompe el flujo del aire por la carrocería y se genera un freno que obliga a un exceso del trabajo del motor, que se nota sobre todo en el nivel del depósito.

  • Noelia Platero

Leave A Comment